fbpx

Método Abrahamson VS Champix para dejar de fumar, ¿Cuál es el mejor?

champix dejar de fumar

Dejar de fumar siempre es una decisión positiva, que mejora la calidad de vida y la salud con efectos visibles a corto plazo, sin embargo suele ser muy difícil abandonar el vicio y por ello los fumadores buscan alternativas que les ayuden a mantenerse firmes en su camino por una vida libre de humo.

Entre los métodos para dejar de fumar encontramos el farmacológico, con Vareniclina o Champix, su nombre comercial, cuyo uso se ha popularizado en los últimos dos años. Por otro lado, encontramos una opción 100% natural para dejar de fumar, sin parches, chicles, ni efectos secundarios en el organismo: el método Abrahamson, y en este nuevo post analizaremos cuál es la mejor opción para decirle adiós al tabaquismo.

Agenda tu cita

¿Qué es Champix?

Champix es un fármaco que se utiliza para dejar de fumar, el cual se ha vuelto muy popular ya que desde el 1 de enero de 2019 el Sistema Nacional de Salud de España comenzó a financiarlo para ayudar a la ciudadanía a erradicar el hábito de fumar.

Vareniclina, la sustancia activa de Champix, es un fármaco que actúa en el cerebro de forma similar a la nicotina, disminuyendo los síntomas de nerviosismo y ansiedad que experimentan las personas con abstinencia a la sustancia cuando están dejando de fumar.

Agenda tu cita

Contrario a los parches o gomas de mascar, Champix puede comenzar a consumirse antes de haber dejado de fumar, ya que el fármaco se opone a los efectos gratificantes del tabaco, por lo que el fumador comienza a sentir rechazo por el cigarro y rompe con la dependencia, por lo que se considera un tratamiento con altas posibilidades de éxito.

El tratamiento dura 12 semanas, administrándose Champix por vía oral en forma de comprimidos. Hasta ahora es el único fármaco indicado para dejar de fumar, pues su eficacia radica en el bloqueo parcial de los receptores de nicotina y secreta una dosis de dopamina, sustancia relacionada con el placer, con lo que se disminuye el “efecto recompensa al fumar”, se logra aliviar los síntomas del deseo compulsivo de fumar, la abstinencia de nicotina y, sobre todo, cuando el paciente fuma, percibe un sabor desagradable o nulo en su cigarro.

Sin embargo para tener éxito con este tratamiento, de la misma forma que en la desintoxicación de drogas o alcohol, la motivación del fumador es muy importante, ya que el fármaco por sí solo no es del todo eficaz, ya que no contempla el componente conductual y social del tabaquismo, por lo que tiene una adherencia de media a baja. 

Antes de que te animes a comenzar con el tratamiento, debes saber que se necesita que sea prescrito y vigilado por el médico, ya que es un fármaco que ocasiona efectos secundarios considerables, y para tener éxito, en muchos casos se recomienda prolongar el consumo de Champix hasta por seis meses, tiempo que duran la abstinencia y la ansiedad por la nicotina.

Agenda tu cita

De hecho, los estudios coinciden en que la mayoría de las personas que utilizan algún tratamiento para dejar de fumar, vuelven al hábito después de seis meses. Por ello, la voluntad del fumador es la clave para abandonar el vicio y no tener una recaída después de haber superado el periodo de abstinencia.

Los médicos suelen recomendar que el fumador elija cuidadosamente el día en que va a dejar de fumar, y comience a consumir Champix una o dos semanas antes para conseguir la deshabituación tabáquica, de modo que los primeros días de abstinencia sean más leves que cuando se opta por las gomas de mascar o los parches de nicotina.

Agenda tu cita

Si no se puede, o no se desea dejar de fumar de golpe, los médicos recomiendan consumir Champix mientras se reduce gradualmente la cantidad de cigarros que normalmente se fuma al día: de la primera a la cuarta semana, se debe fumar solo la mitad; de la quinta a la octava se debe fumar solo una cuarta parte de la cantidad diaria de cigarros; para las semanas nueve a doce ya no se debe fumar en absoluto.

Es importante que sepas que pueden pasar varias semanas para que empieces a experimentar algún cambio o beneficio al consumir Champix.

Agenda tu cita

¿Es apto para cualquier persona?

Champix es un fármaco eficaz y seguro para algunas personas, por lo que el médico debe conocer el estado de salud general del paciente antes de prescribirlo. Los candidatos deben:

  • Tener más de 18 años de edad
  • Ser sanos y no padecer enfermedades crónicas o graves, como insuficiencia renal o hipertensión.
  • No estar embarazada ni en periodo de lactancia, si bien hay muchos beneficios de dejar de fumar en ambas etapas.

¿Se necesita alguna terapia de apoyo?

De acuerdo con diversos estudios, solo un cinco por ciento de fumadores dejan de fumar por su cuenta, la mayoría requiere una combinación de varios tratamientos, incluyendo la terapia farmacológica, conductivo-conductual, psicológica y deportiva.

Es importante considerar que el tabaquismo no solo genera una fuerte adicción, sino que conlleva una pauta conductual y emocional, por lo que se puede buscar apoyo médico y psicológico, o bien, psiquiátrico para romper definitivamente con el hábito.

Agenda tu cita

Además, muchos fumadores requieren del apoyo de las personas de su entorno para alcanzar su objetivo, puesto que es común que sus amigos, familiares o pareja también fumen, y se sienta aislado si se salen a fumar; o peor, puede regresar la ansiedad por el cigarro al ver que otras personas fuman.

Efectos secundarios de Champix

Al igual que todos los medicamentos, Champix conlleva efectos secundarios o adversos, que si bien no afectan a todas las personas, se deben tener en cuenta antes de comenzar a consumirlo.

Agenda tu cita

En primera instancia, todo proceso de deshabituación tabáquica conlleva un síndrome de abstinencia a la nicotina, por lo que el paciente puede sentirse irritable, ansioso, con dificultad para concentrarse o conciliar el sueño.

Los efectos secundarios de Champix que con mayor frecuencia han reportado las personas que lo consumen son:

  • Nauseas
  • Dificultad para dormir, trastornos del sueño como insomnio, agitación, sueños inusuales, pesadillas o caminar dormido
  • Dolor de cabeza
  • Problemas estomacales como estreñimiento, diarrea, gases, vómito, acidez o dolor abdominal
  • Mal sabor en la boca, boca seca
  • Aumento o disminución del apetito
  • Dolor en los dientes
  • Falta de energía
  • Dolor de espalda, articulaciones o músculos
  • Ciclos menstruales anormales

Agenda tu cita

Estos efectos secundarios son considerados leves, y no suelen ser causa de abandono del consumo de Champix, sin embargo hay otros graves que, de presentarse, es indispensable suspender el consumo del fármaco, acudir con el médico o al servicio de urgencias de tu localidad; estos son:

  • Inflamación de rostro, garganta, lengua, labios, encías, ojos, cuello, manos, brazos, pies, tobillos o de la parte inferior de las piernas.
  • Sensación de ronquera, que puede causar dificultad para tragar
  • Dificultad para respirar
  • Sarpullido, piel inflamada, roja, descamada o con ampollas
  • Aparición de ampollas en la boca sin causa aparente
  • Dolor, presión, opresión en el pecho y aturdimiento
  • Dolor o incomodidad en brazos, espalda, cuello, mandíbula o estómago
  • Aumento en la sudoración sin causa aparente
  • Dificultad para hablar, entablar oraciones o hablar lento
  • Debilidad repentina
  • Hormigueo en las extremidades de un lado del cuerpo, especialmente en un brazo o pierna
  • Dolor de piernas o pantorrillas al caminar
  • Convulsiones

De acuerdo con estudios clínicos, las personas que consumen Champix tienen más posibilidades de sufrir un derrame cerebral, ataque cardiaco, entre otros problemas graves del corazón o vasos sanguíneos. La posibilidad de que se presenten estos problemas es mayor en los fumadores que persisten con el consumo de cigarro a la par con el fármaco, por lo que lo ideal es abandonar el cigarrillo y posteriormente comenzar con el tratamiento.

Si aún con esta información deseas consumir Champix, habla con tu médico para valorar los riesgos y beneficios del fármaco, y debes informarle si has padecido alguna enfermedad cardiaca o de los vasos sanguíneos; asimismo, si algún pariente cercano ha tenido problemas de corazón, debes darlo a conocer al médico.

Agenda tu cita

Contraindicaciones de Champix

La principal contraindicación es la hipersensibilidad a la Vareniclina, la sustancia activa de Champix, o a alguno de los excipientes del comprimido, por ello debes informar al médico si eres alérgico a este u otro fármaco.

Antes de tomar Champix informa a tu médico si consumes otros medicamentos, vitaminas, suplementos nutricionales o productos no farmacológicos a base de hierba, ya sea con receta o sin ella. Especialmente debes poner atención a los siguientes:

  • Anticoagulantes, fármacos que diluyen la sangre
  • Insulina, en caso de que seas diabético
  • Otros productos para dejar de fumar: chicles o parches de nicotina, vapeador, grageas, aerosol nasal
  • Fármacos anticonvulsivos o antidepresivos como levetiracetam, lamotrigina o carbamazepina
  • Bebidas alcohólicas. El consumo de Champix puede aumentar los efectos del alcohol, por lo que no deberás consumirlo durante tu tratamiento, o bien, el médico tendrá que ajustarte la dosis.

Agenda tu cita

Si ya habías intentado dejar de fumar en el pasado, padeces o has padecido epilepsia con crisis convulsivas, enfermedades del corazón, de los vasos sanguíneos o riñones, probablemente no seas candidato para dejar de fumar con Champix.

Asimismo, si estás embarazada, planeas embarazarte en el próximo año o estás amamantando, no se recomienda este fármaco; a las mujeres que consumen Champix durante la lactancia se les indica observar atentamente a su bebé, ya que podría presentar convulsiones, vómito o escupir con mayor frecuencia de lo normal. En todo caso, hay que llevar al bebé con el médico o, mejor aún, no consumir el medicamento hasta que haya cesado el periodo de lactancia.

Agenda tu cita

Efecto emocional de Champix

Si bien el fármaco secreta dopamina, algunos consumidores han sufrido cambios en su comportamiento como hostilidad, agitación, depresión, pensamientos autodestructivos como lastimarse, matarse o planear un suicidio. Esto se debe a que aún no se tienen del todo claros los efectos de Champix para causar cambios de humor positivos, que ayuden a dejar de fumar.

También cabe aclarar que las personas que dejan de fumar pueden experimentar trastornos cognitivo-conductuales debido a la abstinencia de la nicotina (aunque no utilicen el tratamiento farmacológico), y que la probabilidad de que se presenten es mayor en el caso de las personas que consumen el fármaco y siguen fumando.

Agenda tu cita

Los trastornos a nivel emocional relacionados el consumo de Champix fueron experimentados tras algunas semanas con el tratamiento, e incluso después de haberlo dejado y, cabe destacar, se presentaron en personas que no tenían historial de enfermedades mentales, exacerbándose en las personas que sí han padecido trastornos como  depresión, trastorno bipolar, esquizofrenia u otra enfermedad mental.

Por ello, antes de consumir Champix se requiere una valoración completa del estado de salud física y emocional del paciente, de modo que se puedan prevenir situaciones que pongan en riesgo su vida, o la de otras personas.

Agenda tu cita

Deja de consumir Champix y contacta a tu médico, psicólogo o psiquiatra si presentas cualquiera de estos síntomas:

  • Pensamientos suicidas
  • Autolesiones
  • Depresión, ansiedad o ataques de pánico
  • Agitación
  • Irritabilidad, enojo, actitud colérica o violenta
  • Acciones impulsivas o peligrosas
  • Cambios radicales de humor, de la manía (ánimo frenético) a la depresión
  • Alucinaciones visuales, sensoriales o auditivas (ver, escuchar o sentir cosas que no existen)
  • Paranoia, sensación de que todos están en tu contra
  • Confusión

Ahora bien, si tu pareja, padre, hijo o una amistad cercana te comenta que comenzará a consumir Champix, procura mantenerte cerca y vigilar su comportamiento para prevenir situaciones de riesgo, o bien, llamar al médico si el paciente no puede (o no quiere) hacerlo por su cuenta.

Agenda tu cita

¿Vale la pena?

Dejar de fumar vale la vida, vale el esfuerzo y la voluntad para tener una mejor salud y calidad de vida; en este sentido, el consumo de un fármaco con tantos posibles efectos secundarios y contraindicaciones, no vale el riesgo que conlleva, ya que puede ser mayor o exacerbar otras condiciones presentes en el paciente.

Sin embargo, solo tú, querido lector, puedes tomar la decisión (junto con tu médico) de llevar a cabo este tratamiento para dejar de fumar, valorando los riesgos y beneficios.

Método Abrahamson para dejar de fumar de una vez y para siempre

Para dejar de fumar a largo plazo y sin recaídas, lo principal es eliminar el problema desde la raíz para que no vuelva a crecer. ¿Te imaginas dejar de sentir la ansiedad por fumarte un cigarro en momentos de estrés, después de comer o para relajarte? Con el método Abrahamson podrás hacer realidad ese deseo: olvidar que el cigarro existe, podrás volver a disfrutar los alimentos, regresarán los aromas y tu capacidad respiratoria mejorará al no contaminar tus pulmones con el tóxico humo del cigarro.

En Abrahamson Center contamos con un método 100% natural, innovador, sin fármacos, parches, chicles ni sufrimiento a causa de efectos secundarios, sino todo lo contrario: eliminaremos los antojos incontrolables por fumar y, al mismo tiempo, recuperarás la plenitud y alegría por la vida. 9 de cada 10 personas que han probado nuestro método han dejado de fumar de una vez y para siempre.

Agenda tu cita

Con una sola sesión, en la que trabajaremos a nivel energético, psicológico y bioquímico, con una duración de entre 45 minutos y una hora, dejarás de fumar para siempre, sin ansiedad, sin efectos secundarios ni contraindicaciones con los medicamentos que consumes regularmente.

Además, nuestros asesores te darán seguimiento para evitar una posible recaída en caso de que te encuentres con una situación que te provoque estrés, ansiedad o depresión. Nos aseguraremos de que el cigarrillo no regrese a tu vida.

¡No busques más! Tu salud, tu vida y tu felicidad lo valen todo. Agenda tu cita, cuéntanos tu historia y permítenos ayudarte a dejar de fumar con el método Abrahamson.