Tipos de edulcorantes, ¿Cómo elegir el mejor para mí?

 

Uno de los productos más nocivos para la salud es el azúcar, sin embargo es necesaria para dar sabor a los alimentos. La industria alimentaria comenzó a usar aditivos llamados edulcorantes, que aportan sus cualidades a los productos procesados, potenciando los sabores al máximo.

 

¿Qué son los edulcorantes?

Los edulcorantes son aditivos alimentarios, es decir, sustancias químicas que dan sabor dulce a una comida, pero que no aportan calorías ni azúcares, por lo que reducen la carga glicémica de los alimentos para brindar a la población una alternativa para seguir consumiendo sus productos favoritos pero con menos calorías.

También conocidos como sustitutos de azúcar, las personas los consumen para controlar enfermedades como la diabetes e hipertensión arterial, mientras que la industria alimentaria los usa para dar más opciones de consumo a los clientes, reducir la caries dental, ayudar en el combate contra la obesidad, epidemia del siglo XXI. Sin embargo, hay mucha polémica respecto a su uso, ya que algunas investigaciones revelan que los edulcorantes contribuyen con la adicción por ciertos alimentos, que potencian el gusto por el dulce, que provocan enfermedades, no solo no ayudan a bajar de peso, sino que, incluso, pueden provocar un aumento.

 

tipos de edulcorantes

 

Tal vez te interese leer: ¿Sabías que el azúcar acelera el envejecimiento?

Tipos de edulcorantes

 

Acalóricos

Los edulcorantes acalóricos no son digeridos por el organismo, de modo que tienen un sabor dulce sin aportar calorías. La mayoría de estos son aptos para el consumo humano, incluso por parte de mujeres embarazadas, en periodo de lactancia, niños y adultos mayores.

Estos edulcorantes son hasta 400 veces más dulces que el azúcar, sin sus efectos nocivos para el organismo, a un costo más bajo porque solo se necesitan unos cuantos gramos para endulzar el equivalente a varias cucharadas de azúcar. Esta cualidad es aprovechada por la industria alimentaria para elaborar productos a bajo costo y con mejor sabor.

Entre estos, encontramos los de origen natural:

Stevia. Es un edulcorante de origen vegetal que se obtiene de la planta del mismo nombre, originaria de Brasil. Es un arbusto pequeño de unos 80 centímetros de alto, cuyo extracto es hasta 200 veces más dulce que el azúcar pero no provoca el incremento en los niveles de insulina en la sangre, por lo que su uso se ha popularizado. El gusto por la stevia es ligeramente amargo, con un comienzo lento pero de más larga duración.
Taumatina. Edulcorante natural no energético, es decir, que no aporta calorías. Es un arbusto que se encuentra en África Occidental de uso común en la Unión Europea. Es de 2000 a 3000 veces más dulce que la sacarosa, con un gusto a regaliz y se usa como potenciador del sabor en combinación con glutamato.
Luo Han Guo. Este edulcorante se extrae del fruto de la planta Siraitia o Momordica grosvenori, con un poder edulcorante 300 veces mayor que la sacarosa.

 

Agenda tu cita

 

Los edulcorantes de origen artificial son:

Sucralosa. Es uno de los edulcorantes artificiales de mayor consumo, presente en la mayoría de alimentos y bebidas procesadas. Se elimina por vías urinarias y heces fecales ya que el 85% no es metabolizada por el organismo. Se considera como segura porque no causa cáncer ni caries, pero se relaciona con migrañas e inflamación hepática. Es hasta 400 veces más dulce que el azúcar.
Sacarina. Este edulcorante artificial está presente en bebidas azucaradas, con una potencia de más de 400 veces más intensidad que el azúcar, sin embargo se relaciona con alteraciones de la microbiota intestinal.
Acesulfame K. Este edulcorante es 300 veces más potente que el azúcar, con regusto metálico; al ser metabolizado se descompone en fenilalanina, ácido aspártico y metanol, compuestos tóxicos para el cerebro por lo que su consumo se relaciona con daño neurológico, discapacidad intelectual, retraso global, movimientos musculares involuntarios debido a la disminución de la dopamina y la serotonina, afecta la memoria y la retención, además se relaciona con el estrés oxidativo de las células y la fibromialgia.

 

Tal vez te interese leer: Relación entre la ansiedad por comer y el azúcar añadida

 

Los edulcorantes calóricos de origen natural son:


Miel. Este edulcorante natural se obtiene por la interacción entre las abejas y las flores; es un alimento cuya principal es la dulzura, con alto poder energético inmediato, es fácil de digerir y asimilar por el organismo. Se compone en un 80% por carbohidratos (30% glucosa y 40% fructosa), además de minerales, proteínas, vitaminas, flavonoides y elementos aromáticos que le dotan de propiedades benéficas en el sistema digestivo como antioxidante, antimicrobiano, mejora el metabolismo de las grasas, sin embargo la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir su consumo al 5% de la ingesta calórica total.
Jarabe de palma. De la savia de esta planta del sudeste africano se produce el azúcar de palma, también conocida como miel líquida que recibe poco o nulo tratamiento químico para blanquearla y se comercializa como un producto orgánico y con beneficios para el organismo especialmente para personas diabéticas al ser bajo en azúcares y alto contenido en minerales como calcio, fósforo, potasio y zinc, entre otros.
Jarabe de sorgo. Este edulcorante es similar a la miel aunque destaca por ser rico en minerales y proteínas; se obtiene de una hierba de cereal con hojas parecidas a las del maíz, y si bien la mayor parte se destina a la alimentación de animales de granja y la producción de etanol, una pequeña parte se destina como edulcorante líquido y con beneficios para la salud.

 

tipos de edulcorantes: miel

 

Tal vez te interese leer: 5 beneficios de no comer azúcar para bajar de peso

 

Los edulcorantes calóricos de origen artificial son:

Jarabe de maíz de alta fructuosa. Es uno de los edulcorantes más utilizados en la industria alimentaria, pero también uno de los más polémicos porque es demasiado dulce; su poder de endulzante es de 130, mientras que el de la glucosa es de 74. Se encuentra en bebidas energizantes, refrescos, jugos de caja, pero también está escondido en bollería industrial, yogures, cereales de caja, sopas instantáneas, botanas y otros productos. Se recomienda evitar su consumo ya que se relaciona con el sobrepeso y obesidad.
Manitol. Este edulcorante es del grupo de los polioles o polialcoholes, que se obtienen de la hidrogenación del azúcar y el alcohol. Es un carbohidrato bajo en calorías (1.6 cal/g), que no causa caries y se usa para elaborar sustitutos del azúcar aptos para diabéticos; sin embargo, su consumo regular tiene un efecto laxante, inflama el abdomen, produce flatulencias y otros síntomas gastrointestinales.
Caramelo. Es un colorante natural o sintético con sabor ligeramente amargo. Se obtiene al calentar o caramelizar reactivos de azúcares como el jarabe de glucosa o fructosa, se utiliza para elaborar refrescos, jugos industriales, bebidas alcohólicas o destiladas, licores, cervezas, galletas, chocolates, yogures, dulces, salsa de soya y otros productos. Al consumirlo en grandes dosis produce problemas intestinales y disminuye la absorción de la vitamina B6; además, se considera que es cancerígeno a largo plazo.

 

tipos de edulcorante

 

Efectos sobre la salud del uso de edulcorantes

Cuando se consumen moderadamente, los edulcorantes ayudan a bajar de peso al no aportar todas las calorías y carbohidratos que el azúcar. En general, se recomienda consumir aquellos de origen natural, como el stevia o el jarabe de sorgo, para tener beneficios para la salud.

Por su parte, los edulcorantes calóricos y artificiales se encuentran en alimentos procesados, que pueden provocar adicción al azúcar y derivar en un aumento de peso, que conlleva el riesgo de padecer obesidad, diabetes, hipertensión, cáncer, entre otras enfermedades.

Posibles beneficios de los edulcorantes

• Los edulcorantes artificiales no provocan caries
• Ayudan a controlar el peso al no contener calorías (o tener muy pocas)
• Pueden ser consumidos por pacientes con diabetes e hipertensión
• Son seguros para mujeres embarazadas y adultos mayores, en pocas cantidades

 

Posibles riesgos de los edulcorantes

No se ha comprobado que ayuden a mantener el peso a largo plazo, y se cree que los edulcorantes artificiales propician el sobrepeso al hacer que las personas tengan más resistencia a los sabores dulces.
Algunos edulcorantes artificiales, como el aspartame, se relacionan con el cáncer, especialmente en cantidades elevadas.

Agenda tu cita
Conclusiones

Los endulzantes naturales sin duda son la mejor opción ya que no pasan por un procesamiento de refinación que altere su composición o produzca efectos adversos, pero, igual, si se sufre de alguna condición donde los valores de glicemia en sangre se ven alterados, lo mejor es que además tengan el beneficio de no aumentar los niveles de azúcar en la sangre. Algunas opciones con este beneficio son: monkfruit, stevia, azúcar de coco, o de uva.

Si no sufres de ninguna condición que altere la glicemia, puedes consumir en cantidades moderadas (nunca en exceso) la miel, sirope de maple o sirope de dátiles. Todos estos endulzantes naturales tienen propiedades antiinflamatorias que colaboran también a fortalecer el sistema inmune.
Los edulcorantes pueden ser muy benéficos para tu salud si
los eliges bien, optas por alimentos naturales y disminuyes o evitas el consumo de comida chatarra. La mejor opción está en tus manos, solo TÚ puedes escoger lo que es mejor para ti y tu salud.

 

tipos de edulcorante

 

En Abrahamson Center podemos ayudarte a dejar de consumir azúcar en una sola sesión, agenda tu cita a través de nuestro formulario de contacto y permítenos ayudarte a mejorar tu salud y calidad de vida.

Deja un comentario