7 pasos fáciles y efectivos para dejar el azúcar

En mayor o menor medida sabemos que el azúcar está en casi todo lo que comemos. Hablamos específicamente del azúcar refinada. La industria la coloca en casi todo lo que comemos o tomamos porque sabe que genera en nosotros una necesidad de consumirla constantemente. 

Pero a todas estas, ¿es tan mala el azúcar como para satanizarla?

No es por alarmar, pero la evidencia científica dice que sí, el azúcar es lo suficientemente mala como para satanizarla. De acuerdo a estudios publicados en la OMS y en un sinfín de centros de investigación, el azúcar refinada está estrechamente relacionada con el aumento de peso, la diabetes, la obesidad, el Alzheimer, hígado graso, enfermedades cardiacas, osteoporosis, envejecimiento prematuro y depresión. 

Y la lista podría continuar con más enfermedades que no son menos graves. 

Entonces, ¿por qué la comemos y es socialmente aceptada? En este punto es importante destacar que cuando hablamos de azúcar nos referimos al azúcar refinada, el azúcar blanca que le colocas al café. Porque el azúcar, como otro carbohidrato de la larga lista, es necesaria para el funcionamiento y la energía de nuestro cuerpo. Pero estos azúcares naturales también provienen de frutas, vegetales y lácteos, y no presentan ningún tipo de riesgo. 

Puede interesarte: Dietas para bajar de peso: ¿Funcionan?

El problema es con el azúcar refinada porque todos, cómo hemos crecido alimentados por productos que están completamente llenos de azúcar, hemos desarrollado una especie de obsesión, adicción y necesidad de consumir alimentos dulces o cualquier cosa que contenga azúcar. 

Esta condición propicia que las empresas productoras de alimentos terminen colocando azúcares como el jarabe de maíz de alta fructosa, la sacarosa, azúcar morena y otras en los alimentos que consumimos a diario. 

Estos azúcares refinados no funcionan en nuestro cuerpo igual que la fructosa o la lactosa. Principalmente son calorías vacías que no contienen fibra ni vitaminas, a diferencia de una manzana, que contiene fructosa, pero con ella vienen beneficios como la fibra, vitaminas y minerales presentes en la manzana. 

Por el contrario, en el caso del azúcar refinada, el consumo reiterado afecta nuestros órganos y estos empezarán a fallar. 

¿Qué debes hacer para dejar el azúcar?  

Lo primero es decir: tú puedes, yo pude, y todos podemos. 

Estos 7 pasos son los que te llevarán a ganarle la guerra al azúcar y a deshacerte de tus ganas de comer azúcar de una vez por todas, para que logres crear un estilo de vida saludable y sostenible. ¡Que empiece el conteo!

Paso 1: Leer las etiquetas de los productos

Esta es probablemente el paso más importante para combatir el consumo de azúcar. En las etiquetas es donde se encuentra todo lo que necesitas saber: cuántos azúcares tiene por porción y qué tipo de azúcar tiene.

Por ejemplo, si ves que el producto contiene jarabe de maíz de alta fructosa, seguramente dirás que no es una buena opción, pero si notas que dice jugo de caña orgánico, azúcar moreno, malta, ¿dirías lo mismo?

Porque, a pesar de lo bien que suenen, siguen siendo formas de azúcar refinada. 

Paso 2: Elige fuentes de azúcar más saludables y reales.

El azúcar refinada no es la única fuente de azúcar. De hecho, este carbohidrato existe en casi todos los alimentos de origen vegetal. No hay ningún problema en consumir azúcares que provienen de verduras, frijoles, frutas. Son alimentos que proporcionan energía y no generan adicción.   Ahora, si lo que buscas es una opción para endulzar tus alimentos, puedes encontrar fuentes de azúcar naturales que no significan ningún riesgo. 

  • Azúcar coco: El azúcar de coco es altamente nutritivo, tiene aminoácidos esenciales y un puntaje muy bajo en el índice glucémico, lo que significa que no aumenta tu nivel de insulina y no viene el bajón energético. Te dejamos algunas recetas con azúcar de coco.
     
  • Miel cruda: la miel pura es miel que no ha sido procesada ni mezclada, por lo que conserva sus nutrientes originales. La miel además tiene propiedades curativas que han sido usadas por civilizaciones antiguas. Con la miel solo debes tener en consideración el cuidado de las porciones, ya que es altamente endulzante y contiene fructosa, azúcar de las frutas que en exceso puede tener algunos riesgos. Aquí hay algunas recetas que usan miel cruda.
  • Jarabe de arce puro: contiene nutrientes beneficiosos, un índice glucémico más bajo (por lo que no es tan dañino para el hígado), ayuda con la digestión y contiene antioxidantes. Aquí hay algunas recetas que usan jarabe de arce puro.

Estas opciones representan versiones más saludables que el azúcar refinada, sin embargo, es importante recalcar que deben ser consumidos con moderación, ya que en cantidades grandes, pueden causar algunos inconvenientes en cuanto a salud. 

Puede interesarte: Aprende a reconocer los distintos tipos de azúcar

Paso 3: Reducir los edulcorantes artificiales.

Muchas personas creen que usar edulcorantes artificiales es la mejor opción, pero los estudios recientes dicen lo contrario. En este caso hablamos de acesulfame, sucralosa y aspartame. 

Algunos estudios indican que estos edulcorantes pueden estar relacionados con la aparición de cáncer. En un principio parecen una salida fácil, ya que no suben los niveles de glucosa en sangre y son altamente dulces. Pero no es por nada que hoy son cada vez menos usados en la industria alimentaria. 

Al ser tan dulces, los edulcorantes artificiales pueden incluso aumentar tus ganas de comer azúcar, por lo que nunca te acostumbras a reconocer los sabores naturales de los alimentos, que sería lo ideal. 

Paso 4: ¿Quién tiene la culpa? 

Siempre hay un alimento que es el que no nos deja en paz, el que por más que intentemos alejarnos, siempre sucumbimos. Ya sea una soda, chocolate, dulce de pastelería, esta es la principal piedra en el camino cuando se trata de dejar el azúcar por completo. 

Identificar a este principal culpable puede ayudarte a tomar las medidas necesarias para mantenerte lejos de este alimento. 

Paso 5:  Comienza a eliminar el azúcar de tu hogar.

A veces los cambios deben ser completos o no lo son. Si quieres alejarte del azúcar y es tu principal objetivo, debes eliminar todo de tu alacena. Dulces, galletas, cereales, panes, salsas, condimentos, revisar las etiquetas y buscar nombres de azúcar. Todo debe ser eliminado de una vez, porque a veces creemos que no comemos azúcar, pero resulta que está oculta en comidas que en nuestra mente son alimentos “salados” y no dulces. 

Esto también incluye a los jugos naturales, que aunque vienen de la fruta, al no contener la fibra de las frutas, se convierten en fructosa concentrada y pueden tener efectos negativos en tu salud. Así que se trata de TODO. 

Paso 6:  Conviértelo en una transición.

Tómate el tiempo de lograr este cambio de manera transitoria. Normalmente vivimos estilos de vida rutinarios y estructurados y para algunas personas puede ser difícil o complicado cambiar las rutinas de un día al otro. 

Si te sientes listo para hacer el gran cambio, puedes leer más sobre nuestro tratamiento para dejar el azúcar y perder peso sin dietas. 

Pero los cambios a veces pueden asustar, por lo que te recomendamos que inicies tu camino con ajustes que irán dando grandes resultados. Con cada paso que des, con cada gramo de cucharada que elimines de tu camino, estarás más cerca de lograrlo. 

Paso 7:  Solo comienza.

El principal miedo de la mayoría de las personas es que jamás probarán lo que les gusta. La frustración que viene cuando te dicen que dejes el azúcar e inmediatamente piensas en una ensalada y pollo a la plancha. Pero la verdad es que esto es falso. Existen muchas formas de continuar comiendo pizzas, pastas, pizzas, incluso hamburguesas, sin azúcar adictiva. Todo se trata del proceso de cambio y aprendizaje. La ventaja de tomar nuestro tratamiento es que te enseñamos todo esto y te acompañamos durante 6 meses

En conclusión…

En el proceso para dejar el azúcar puede ser más productivo enfocarse en todas las cosas que estás por ganar, y no en las que vas a perder. Como se trata de un cambio, la cuestión es disfrutarlo. Será un proceso de aprendizaje en el que también conocerás lo que mejor le viene a tu cuerpo cuando se trata de alimentación. 

Y entiende que somos humanos. En algún momento te equivocarás, y eso está bien. Pero cómo estarás aprendiendo, tendrás las herramientas para volver al camino saludable y recuperarte rápidamente.

Entre los beneficios de dejar el azúcar, es que ganarás el control sobre lo que comes, y no al revés (que es lo que usualmente sucede). Reducirás enormemente el riesgo de sufrir enfermedades como obesidad, diabetes y enfermedades cardiacas. Y por si fuera poco, te verás más joven y aumentarás tu energía porque el azúcar es la principal destructora del colágeno de nuestra piel. 

¿Lo quieres hacer ya?  Haz clic aquí para agendar una llamada con nuestras asesoras y comienza el camino que te llevará lejos del azúcar y directo a tus objetivos. 

Summary
7 pasos fáciles y efectivos para dejar el azúcar
Article Name
7 pasos fáciles y efectivos para dejar el azúcar
Description
Con estos 7 pasos podrás apartarte del azúcar y comenzar un camino que te llevará a una vida más saludable y a reducir el riesgo de sufrir enfermedades como diabetes, obesidad o Alzheimer.
Author
Publisher Name
Abrahamson Center

Deja un comentario