fbpx

¿Cual azúcar es mejor?

Es muy común hoy en día con toda la información que tenemos disponible, que tengamos muchas dudas sobre qué tipo de azúcar se debe consumir. ¿Cuál es mejor para mi condición y por qué?

Actualmente vemos en el mercado una gran cantidad de endulzantes naturales o edulcorantes artificiales que se venden en sustitución de la tan dañina azúcar refinada. ¿Cuál compro? ¿Cuál es mejor?

Si tienes estas dudas, este artículo es para ti.

Es importante saber que lo ideal es eliminar el azúcar refinado por completo de nuestra alimentación. Como sabemos que es el principal culpable de enfermedades crónicas como obesidad y Diabetes, enfermedades degenerativas como el Alzheimer, y gran colaborador en enfermedades como el cáncer y padecimientos como angustias o depresiones. Sabemos que el azúcar refinado ni siquiera es un alimento. No tiene ningún nutriente, ni los minerales que tiene naturalmente, cuando es extraída de la caña de azúcar o, en menor medida, de la remolacha. Debemos tener en cuenta que el azúcar ni siquiera es de color blanco. En este proceso de refinado, se hace pasar dióxido de azufre a través del jugo de caña, se somete a altas temperaturas (comprometiendo su estructura química de modo irreversible), se mezcla con sustancias químicas que, luego de todo el proceso, adquiere su textura arenosa, su color blanco y su sabor intensamente dulce.

Endulzantes Naturales

Debemos aprender a diferenciar cual de esos sustitutos en el mercado son los mejores para poder endulzar las comidas o bebidas e igual sentir el sabor dulce que tanto nos gusta sin producirnos daño.

Los endulzantes naturales sin duda son la mejor opción ya que no pasan por un procesamiento de refinación que altere su composición o produzca efectos adversos, pero, igual, si se sufre de alguna condición donde los valores de glicemia en sangre se ven alterados, lo mejor es que además tengan el beneficio de no aumentar los niveles de azúcar en la sangre. Algunas opciones con este beneficio son: monkfruit, stevia, azúcar de coco, o de uva. Si no sufres de ninguna condición que altere la glicemia, puedes consumir en cantidades moderadas (nunca en exceso) la miel, sirope de maple o sirope de dátiles. Todos estos endulzantes naturales tienen propiedades antiinflamatorias que colaboran también a fortalecer el sistema inmune.

La mejor opción esta en tus manos, solo TU puedes escoger lo que es mejor para ti y tu salud.