fbpx

¿Dejar el azúcar de golpe es bueno para la salud?

De acuerdo con un estudio, en América Latina se consume el doble de azúcares recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo las clases más altas las que ingieren la mayor cantidad de productos que, si bien son muy altos en azúcar, no aportan nutrientes y son considerados como parte de una dieta pobre.

El consumo de azúcar se ha triplicado en los últimos 60 años, lo que además explica el incremento en obesidad, diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares que pueden crear condiciones de gravedad, pero que pueden prevenirse dejando el consumo de azucar adictiva.

Agenda tu cita

Casi todos los alimentos contienen azúcar en mayor o menor medida: su aporte energético es indispensable para los músculos, la retina y el sistema nervioso; por ello, y para tener una alimentación balanceada, lo ideal es decir “NO” a los carbohidratos refinados, como pan blanco, bollería industrial, donuts, galletas, refrescos (aunque sean de dieta), papas fritas, arroz y pasta.

Dejar el azúcar de golpe no solo es posible, sino recomendado para perder peso, mejorar condiciones de salud como la resistencia a la insulina o la diabetes, pero también para tener una alimentación más saludable y balanceada. Es importante que sepas que no por consumir productos cuya etiqueta dice “sin azúcar añadido” o “reducido en azúcar” puedes confiarte: la realidad es que sigue siendo el mismo dulce aditivo (y adictivo) que se almacena en el cuerpo en forma de grasa y puede tapar las arterias, entre otros daños.

Agenda tu cita

El reto principal proviene del propio cerebro, ya que el azúcar es adictiva y sus mecanismos de adicción son similares a los de las drogas: una descarga de dopamina que genera placer, y al retirarla es común sentirse deprimidos, con poca energía, irritables, lo que suele generar el mito de que a nuestro cuerpo le hace falta azúcar. Sin embargo, la evidencia clínica indica que restringir el azúcar en la dieta tiene efectos rápidos y contundentes en la composición corporal, especialmente en personas con sobrepeso y obesidad; pero, aún las personas delgadas pueden beneficiarse de las siguientes formas:

  • Presión arterial más estable. Estudios indican que es el exceso de azúcar (y no de sal) la principal causa de hipertensión.
  • Descenso de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. El azúcar eleva el colesterol LDL (malo) y reduce el HDL (bueno), además de elevar los triglicéridos, factores que, sumados, se relacionan con enfermedades cardiovasculares e infartos.
  • Menos probabilidad de padecer Alzheimer. El exceso de azúcar inhibe a la proteína BDNF, clave para el sistema nervioso y que se asocia con la memoria de corto y largo plazo, los recuerdos y la salud del cerebro en general.
  • Mejorará tu nivel de alerta. ¿Has notado que después de comer te da un “bajón” de energía? Esto se debe al rápido descenso después de una subida repentina inducida por el azúcar debido a las orexinas, neuronas que regulan el estado de alerta y se anulan con el azúcar, mientras que son estimuladas por los aminoácidos procedentes de las proteínas.

Si en el camino por dejar el consumo de azúcar te has encontrado demasiadas dificultades y sientes que, por más que lo intentas, no puedes, busca la ayuda de Abrahamson Center. Nuestro método ha ayudado a cientos de personas a erradicar las ganas de consumir azúcar y carbohidratos adictivos en una sola sesión, mejorando su calidad de vida y devolviéndoles la energía, vitalidad y salud.

También te invitamos a visitar nuestro espacios de recetas donde encontrarás postres bajos en azúcar, recetas de galletas sin azúcar y muchas opciones para comer sanamente.

Contáctanos para agendar tu cita, con gusto te atenderemos.

Agenda tu cita